La obsesión de la puerta negra

Nunca me enseñaron a pintar a mi manera. Pensé que alguien podría decirme cómo pintar paisajes, pero nunca encontré a esa persona, así que tuve que conformarme con intentarlo yo. Pensé que alguien podría enseñarme, pero descubrí que nadie podría hacerlo. Podrían decirme cómo pintar su paisaje, pero no cómo pintar el mío.      … Leer más

arriba